El financiamiento social en Venezuela. 1988 - 1997

UNICEF / CORDIPLAN, Caracas, Venezuela, 1998.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Con base en el análisis realizado hasta el momento, podemos formular una serie de conclusiones y recomendaciones que buscan el mejoramiento del proceso de financiamiento social

Conclusión: Es posible aumentar el gasto social en el mediano plazo, si se conjugan adecuadamente los factores básicos del financiamiento social, a saber: crecimiento económico, estabilidad fiscal y prioridad social.

Recomendación: Difundir la idea de que es posible el aumento del gasto social si se conjugan adecuadamente los factores básicos del financiamiento social. Esto es vital para generar conciencia en las instancias de decisión de que el financiamiento social no es contradictorio con la dinámica económica; y que más bien, es necesario conocer a profundidad el proceso para garantizar un aprovechamiento óptimo de las oportunidades que ofrece el entorno macroeconómico y fiscal.


Conclusión: La tendencia errática de la prioridad social no ha permitido captar las situaciones favorables en beneficio del financiamiento social. En tal dirección el lineamiento de la Agenda Venezuela en términos de un aumento del gasto social en al menos el equivalente al dos por ciento suministra un “valor paraguas”, adecuado para mejorar el financiamiento en los próximos años.

Recomendación: Esto requiere de acciones permanentes, no aisladas, de publicación de análisis, encuentros de instancias gubernamentales, no gubernamentales, académicas, y concientización de las personas encargadas de la toma de decisiones en el campo en mención. Al respecto hay que superar la tendencia negativista que acostumbra asumir que la dinámica del entorno macroeconómico y fiscal es una barrera insuperable para las instancias de acción social.

Mejorar la prioridad social, con base en el seguimiento de la evolución del financiamiento, el planeamiento estratégico de ese financiamiento -con un horizonte de al menos cinco años-, y la presencia activa de las instancias estatales encargadas de lo social en los procesos de asignación de los recursos públicos.

Diseñar un sistema sencillo de datos sobre financiamiento social que permita el seguimiento de la evolución del financiamiento, así como el planeamiento estratégico de tal financiamiento. Al respecto se debería contar con al menos la siguiente información:

  • Clasificación del gasto social según sector de acción.
  • Clasificación del gasto social según estado (criterio regional).
  • Clasificación cruzada del gasto social según sector, programa y objeto del gasto.
  • Clasificación cruzada del gasto social según estado, y objeto del gasto, para sector y programa.

Conclusión: Los sectores sociales relacionados con la inversión en capital humano, han perdido prioridad en los últimos años, dadas las necesidades de recursos para los programas de compensación social.

Recomendación: Conforme se logre la estabilización macroeconómica, y no sean tan urgentes las acciones de compensación social, la mejora del financiamiento social debe beneficiar a los sectores encargados de la inversión en capital humano, para retomar la perspectiva estratégica de la Agenda Venezuela en el campo social.


Conclusión: Es necesario fortalecer la capacidad de análisis y planeamiento de las instancias de planeamiento y coordinación social, tanto a nivel global como sectorial, en el tema del financiamiento social.

Recomendación: Constituir equipos de trabajo especializados en el tema del financiamiento social y la movilización de recursos en las instancias de planeamiento y coordinación social, tanto a nivel global como sectorial.

Gestionar ante las agencias de cooperación externa el apoyo para esta acción, utilizando la capacidad instalada ya existente en las instancias gubernamentales. Al respecto se puede usar una estrategia que combine la capacitación del personal ya existente en las instancias sociales con la reubicación de personal capacitado en el campo económico que tenga motivación para trabajar en lo social.

Desarrollar un programa de capacitación en servicio dirigido al personal de estos equipos de trabajo. En este sentido resulta importante para la continuidad del proceso, explorar la capacidad instalada existente en el país en las entidades de educación superior, estatal y privada. Las agencias de cooperación externa pueden dar un apoyo inicial a este proceso, pero debería garantizarse la continuidad a largo plazo con base en la capacidad instalada nacional.


Conclusión: Es necesaria una mayor participación de las instancias de planeamiento social, tanto a nivel global como sectorial, en la dinámica del ciclo presupuestario (programación, formulación, ejecución, seguimiento, evaluación) en lo relativo al sector social.

Recomendación: Diseñar y aplicar procesos de seguimiento y gestión de financiamiento social en el ciclo presupuestario. Con base en los equipos de trabajo citados antes, el nivel político de las instancias de planeamiento social puede tener una presencia más activa y fundamentada técnicamente en los momentos críticos en donde se decide la distribución de los recursos públicos.

Al respecto es de vital importancia poner atención a los siguientes momentos:

  • La formulación presupuestaria, en donde se deciden los techos sectoriales que operarán en el siguiente período fiscal.
  • La ejecución durante el período fiscal, en donde se decide la distribución de las subejecuciones presupuestarias, o bien la distribución de los excedentes presupuestarios.

Una participación activa en estos momentos requiere de una acción calificada de los altos niveles políticos de lo social tanto en instancias del poder ejecutivo como del poder legislativo, a fin de hacer una realidad la mejora del financiamiento social.


Conclusión: Es necesario profundizar en el análisis microeconómico del gasto social, para avanzar hacia una mejora en la calidad del gasto social; es decir, para lograr una mayor eficiencia y eficacia del gasto, en la perspectiva de lograr mayores niveles de cobertura de los servicios sociales y permitir mayor equidad en el acceso a éstos.

Recomendación: Explorar el avance de cada sector social en el análisis microeconómico del gasto social, para definir un plan de trabajo que permita la implantación gradual de nuevos sistemas gerenciales de uso de los recursos, buscando una mayor eficiencia y eficacia de éstos.

Propiciar la cooperación horizontal en este campo, para conocer los avances logrados en otros países latinoamericanos, en particular en la gestión de recursos de la salud y la educación.