Situación del sistema educativo guatemalteco

MINEDUC / Banco Mundial, Guatemala, Febrero 2006.

INTRODUCCIÓN

El presente documento es un reporte de una investigación realizada sobre la situación del sistema educativo guatemalteco y su relación con el desempeño económico del sector. El trabajo se orientó al análisis de la situación del sistema educativo en función de su cobertura, eficiencia interna, equidad y eficiencia en la asignación de recursos. Con esto se trata de aportar insumos para la definición de intervenciones, y de sus respectivas metas, que generen mejores resultados del sector, en un marco de optimización económica. El texto completo de este documento lo puede encontrar AQUI.

Este reporte se organiza en cuatro secciones:

  • Aspectos generales: aporta la información general del sistema sobre recursos utilizados y distribución de la matrícula.
  • Desempeño del sistema educativo: contiene el análisis de la cobertura y de la eficiencia interna. Aporta un Índice de Rezago Educativo ( IRE) que capta las diferencias de desempeño de las regiones que componen el país. El IRE aporta una medida de monitoreo de los resultados del proceso educativo, lo que ayuda a controlar el efecto posible de una mejor asignación de los recursos. El índice clasifica las diversas regiones del país en tres grupos: IRE 1 e IRE 2 (las más rezagas) e IRE 3 (la menos rezagada). En esta parte, también se desarrolla un análisis distributivo de la educación.
  • Los componentes del sistema educativo: presenta las características del recurso humano docente como factor principal del proceso educativo. Además estudia de manera más específica el desempeño de las modalidades educativas no tradicionales, entendiendo por esta denominación las opciones privadas y algunos programas gubernamentales orientados a poblaciones particulares.
  • La prospectiva del sistema educativo: a partir del análisis de las secciones anteriores, en esta parte se exploran las posibilidades de ampliar la esfera de acción y de mejorar las condiciones del proceso educativo. Para esto se realiza un ejercicio de proyección de la demanda estudiantil y de la capacidad de la oferta del sistema para atender a la población objetivo. Como parte del análisis se efectúa un estudio de costos de los niveles educativos.

Las principales conclusiones del trabajo son las siguientes:

  • La cobertura del sistema educativo es limitada, incluso en educación primaria. Hay diferencias importantes entre el promedio nacional y los valores del indicador en las regiones y en las micro regiones. El análisis de la cobertura neta por grados revela que hay problemas serios de eficiencia interna que inician en el primer grado. Esto limita notoriamente el avance del estudiante desde el inicio de la primaria, con lo que la cobertura neta comienza a disminuir en el mismo segundo grado.
  • La significativa ineficiencia interna del sistema educativo hace que la finalización de los estudios sea muy limitada. En el promedio nacional se espera que sólo el 27% de los estudiantes que inician la educación primaria la puedan terminar a tiempo en la edad correcta. Por otra parte, en la educación secundaria se espera que sólo el 2% de los estudiantes que inician la educación primaria la puedan finalizar a tiempo. Esta situación es menos grave en la región IRE 3 (la menos rezagada del país) y peor en las regiones IRE 1 y 2 (las más rezagadas).
  • El nivel de escolaridad de la población guatemalteca es bajo. Sólo el 16% de los habitantes de 20 a 24 años logra cursar la última parte de la educación primaria, mientras que sólo el 11% de ese grupo poblacional alcanza el nivel de la educación diversificada. Las mujeres acceden menos al sistema educativo pero tienen mejor rendimiento. El primer factor tiene más peso que el segundo, por lo que, al final de cuentas, los hombres reportan mayor escolaridad. Sin embargo, esta situación tiende a desaparecer en los programas enfocados a la población maya y/o a zonas de alta dispersión.
  • El recurso docente del sistema es joven. La mayor parte tiene menos de 12 años de experiencia. Esto es importante si se considera además el tipo de formación docente inicial. Esta característica es especialmente importante en la zona norte en educación primaria, y en la zona central y sur en educación secundaria. Hay un desequilibrio importante entre el idioma del educador y el idioma del estudiante en educación primaria, con especial énfasis en los primeros grados. Este es un tema que parece estar ligado a las altas tasas de deserción y repetición que se observan en primer grado.
  • Hay una tensión entre la progresividad del sistema educativo y su eficiencia interna. Los programas que muestran regresividad o neutralidad en la asignación de recursos reportan mejores rendimientos de sus estudiantes. Por el contrario, los programas que son más progresivos experimentan tasas de finalización abajo del promedio nacional. Esto puede revelar la importancia de la innovación metodológica en estos programas a fin de complementar la progresividad con eficiencia interna.
  • Si el entorno macroeconómico y fiscal de la educación no evoluciona hacia una mejora (dimensión macro), y si no se realizan intervenciones estratégicas que mejoren la cobertura, la eficiencia interna y la progresividad social y geográfica del sistema educativo (dimensión micro sectorial), el desempeño del sector seguirá en niveles bastante rezagados. Una mejora del desempeño del sector educación requiere de avances en la dimensión macro y en la dimensión micro a fin de incrementar el logro educativo y su distribución. Al respecto resulta importante asumir un enfoque de largo plazo que oriente las decisiones del corto y mediano plazo.